Un viaje por las maravillas ocultas de Cantabria

  • Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:12 minutos de lectura

Cuando pensamos en Cantabria, es posible que nos vengan a la mente imágenes de playas doradas, verdes prados y la belleza natural que abraza su costa atlántica. Pero detrás de esta imagen pintoresca, existe un mundo secreto y fascinante por descubrir.

Hoy y aquí te invitamos a adentrarte en las maravillas ocultas de Cantabria, un lugar donde la naturaleza despliega sus tesoros de manera discreta pero impactante.

En ocasiones presente por destinos turísticos más concurridos en España, Cantabria es una joya escondida que ofrece a los viajeros una experiencia inigualable. En este rincón norteño de la Península Ibérica, la belleza natural se entrelaza con la historia y la cultura de una manera única.

En este artículo exploraremos algunos paisajes que parecen sacados de cuentos de hadas, cuevas misteriosas que ocultan secretos milenarios y montañas que desafían el cielo.

Desvelaremos algunos de los tesoros naturales más sorprendentes de Cantabria que quizás no conozcas. Desde acantilados imponentes hasta bosques mágicos y ríos cristalinos, cada rincón de esta región está impregnado de asombro.

Prepara tus sentidos para una aventura inolvidable mientras nos adentramos en las maravillas ocultas de Cantabria. ¡Comencemos nuestro viaje!

Las maravillas del litoral Cantábrico

El litoral de Cantabria es una franja de costa que se extiende a lo largo del mar Cantábrico y que alberga una serie de maravillas naturales que te dejarán sin aliento. Desde acantilados espectaculares hasta playas escondidas y pintorescos pueblos pesqueros con encanto, esta región costera ofrece una variedad de experiencias que te conectarán con la belleza prístina del norte de España.

Acantilados espectaculares

Cantabria es famosa por sus impresionantes acantilados que se alzan majestuosamente sobre el mar. Lugares como los acantilados de Liencres o los de Cabo Mayor ofrecen vistas panorámicas inolvidables.

Estos imponentes riscos de roca caliza se erigen como guardianes del litoral, creando un paisaje dramático que contrasta con la serenidad del océano.

Playas escondidas

Aunque Cantabria no es conocida por sus playas en la misma medida que otras regiones costeras de España, esconde pequeñas joyas arenosas que merecen la pena descubrir.

Playas como la Playa de Covachos, rodeada de vegetación y acantilados, la Playa de Berria, con su arena dorada y aguas cristalinas o la Playa de la Arena, te invitan a relajarte y a disfrutar de la serenidad de la costa cantábrica.

Pueblos pesqueros con encanto

A lo largo de la costa de Cantabria, encontrarás pintorescos pueblos pesqueros que parecen haberse detenido en el tiempo. Uno de los más encantadores es Comillas, con su arquitectura modernista y su puerto pintoresco.

Santillana del Mar es otro tesoro, con sus calles empedradas y casas de época que te transportarán al pasado. Isla, un pueblo costero de singular belleza, merece una mención especial.

Con su extensa playa de arena dorada y las impresionantes vistas desde el Faro de Isla, este rincón es un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad y la belleza del litoral cantábrico.

Estos lugares no solo ofrecen vistas al mar, sino también una auténtica experiencia cultural y gastronómica.

Explorar el litoral cantábrico es un viaje a través de la historia y la naturaleza en su forma más salvaje y hermosa. Cada rincón de esta costa es una invitación a la reflexión, la aventura y la relajación, todo en un entorno natural que te conectará con la esencia de Cantabria. Así que, si deseas vivir una experiencia única junto al mar, no puedes perderte estas maravillas ocultas de Cantabria en su litoral.

Lugares de Cantabria que hay que ver al menos una vez en la vida

Fontibre, la Fuente del Ebro

Nos dirigimos hacia las proximidades de Reinosa para explorar un lugar icónico en Cantabria: Fontibre, un sitio al que Plinio el Viejo ya hacía referencia, proporcionando pistas acerca de uno de los tesoros por descubrir en sus alrededores: la antigua ciudad romana de Julióbriga.

Sin embargo, nuestro viaje nos lleva primero a esta fuente fue la leyenda sostiene como el origen del río Ebro. A pesar de que el nacimiento real del río se encuentra en el Pico Tres Mares, a 1880 metros de altitud, Fontibre sigue siendo un lugar mágico.

Un Centro de Interpretación nos descubre su encanto y nos permite quedarnos con la poesía de la leyenda en lugar de la realidad.

El Desfiladero de la Hermida: Majestuosidad Natural

Para explorar la región de Liébana, es imprescindible recorrer el desfiladero de la Hermida, el más largo de España con sus 21 kilómetros. A menudo, lo cruzamos en automóvil de camino a destinos fascinantes en la zona, pero también se puede disfrutar como ruta de senderismo para sumergirse en la magnificencia de este paisaje impactante.

Aquí, altas paredes rocosas, en algunos tramos alcanzando los 600 metros de altura, abrazan las aguas del río Deva. El mirador de Santa Catalina emerge como un punto clave para admirar este espectáculo natural, al igual que las aguas termales a 40 grados que se encuentran en las pozas del río después de pasar el pueblo de La Hermida.

La Cueva El Soplao: Maravilla Geológica

La visita a la Cueva El Soplao es uno de los imprescindibles en Cantabria, y además se encuentra a una corta distancia de encantadores pueblos costeros como San Vicente de la Barquera o Comillas.

A diferencia de otras cuevas que albergan pinturas rupestres, El Soplao atrae por su singularidad geológica. Su interés radica en la fantasía y la magia que emanan de sus formaciones, creando figuras insólitas en cada una de sus galerías.

Se accede a la cueva a bordo de un tren minero y luego se puede explorar a pie, disfrutando de sus caprichosos techos, paredes y suelos.

Potes: Encanto Medieval en los Picos de Europa

La lista de pueblos más bonitos en Cantabria podría extenderse indefinidamente, pero dos ejemplos destacan por su espectacularidad, tanto por su arquitectura como por su entorno natural: Santillana del Mar y Potes.

Potes, ubicado en el Parque Natural de los Picos de Europa, cautiva desde el primer vistazo. Es un pueblo medieval que parece salido de un cuento de hadas, con una vibrante vida cultural y social que perdura desde la Edad Media. Una de sus tradiciones festivas más divertidas es la Fiesta del Orujo de Potes, celebrada el segundo fin de semana de noviembre y marcada en el calendario de eventos anuales.

Santo Toribio de Liébana: Tesoro Cultural y Religioso

El monasterio de Santo Toribio de Liébana, situado cerca de Potes, uno de los pueblos más fascinantes de Cantabria, es un tesoro no solo en términos monumentales, sino también culturales.

Este monasterio atrae a innumerables peregrinos, ya que alberga el Lignum Crucis, un fragmento de la cruz de Cristo, considerado el más grande que se conserva según la Iglesia. Además de esta reliquia, en este monasterio escribió sus obras el Beato de Liébana, manuscritos codificados con ilustraciones asombrosas, entre ellos, el Apocalipsis de San Juan.

Santillana del Mar: Autenticidad Histórica

Una visita a Santillana del Mar es una obligación en cualquier escapada por Cantabria, y no defrauda. Este pueblo es indiscutiblemente uno de los más hermosos de España y merece tal distinción, como confirma nuestra experiencia al llegar a esta «villa de las tres mentiras, que ni es santa, ni es llana, ni tiene mar«.

Sin embargo, detrás de las «mentiras«, se encuentran muchas verdades, como una colegiata magnífica, casas de indianos, casonas típicas montañesas, residencias palaciegas y torres medievales.

El Castillo de Argüeso: Historia en Piedra

En la Hermandad de Campoo de Suso, cerca de Reinosa, se halla Argüeso, una pequeña localidad que, a pesar de contar con menos de 100 habitantes, destaca por su castillo de ensueño, conocido como el castillo de Argüeso o el castillo de San Vicente.

Esta fortaleza medieval abarca varios siglos de historia, desde el siglo XIII hasta el siglo XV, y se convierte en un lugar mágico durante el verano, con espectáculos y conciertos. Sin embargo, la visita por sí sola es una experiencia maravillosa.

El Teleférico de Fuente Dé: Vistas Impresionantes

Durante cualquier escapada por Cantabria, los Picos de Europa siempre están presentes, más cerca o más lejos, pero siempre vigilantes. En algún momento, es esencial llegar al corazón de los Picos de Europa para disfrutar del teleférico de Fuente Dé, que te lleva al Mirador del Cable a 1832 metros de altura en solo 4 minutos.

Las vistas son tan sobrecogedoras como inolvidables.

Cueva de Altamira: Tesoro Prehistórico

Aunque Cantabria alberga numerosas cuevas prehistóricas, la Cueva de Altamira es la más famosa y atractiva para el público. Es conocida como «la Capilla Sixtina del Arte Rupestre» y contiene pinturas que datan del año 14,000 a.C.

Aunque visitar las cuevas originales es complicado, el Museo de Altamira presenta una réplica exacta de la cueva y ofrece visitas guiadas para sumergirse en el contexto prehistórico que envuelve estas obras de arte rupestre.

Deja una respuesta